semillas autoflorecientes feminizadas

Ahora que much@s de vosotr@s tendréis plantas en la fase final de crecimiento…¿ansios@s por ver vuestros cogollos secándose? Utopía es una fantasía para cualquier cultivador, ya que en ella encontrará todo lo que se busca en una planta de Cannabis: facilidad de cultivo, muy corto periodo de floración y una elevadísima producción. Autoflorecientes de talla alta como las Big Devil® podrían trasplantarse al principio de la floración a una maceta de 10 litros superior.
Si bien esta opción imita lo que suele sucede con las plantas femeninas en el mundo zensation , este método no es el ideal si deseas una manera fácil y controlada de producir tus propias semillas. La ventaja de estas semillas es que, una vez se eliminen las plantas macho (generalmente un proceso rápido y fácil) las hembras restantes serán fuertes y muy resistentes al estrés.
Te recomendamos siempre usar estimulantes de raíces como el concentrado Rootfast el famoso Rhizothonic , desde el momento en que plantes tus semillas autoflorecientes y durante toda la etapa de crecimiento , ya que favorecerá un mayor desarrollo de la planta.
Si el papa fuera otra auto, tendrías semillas regulares autoflorecientes. Desde aquí te recomendamos la mejor manera de utilizar y sembrar tus semillas de marihuana, poniéndolas de la siguiente manera. De efecto extremo (cerebral-corporal) y producción muy elevada, con experiencia se cortan 100-200 gr por planta sin problema, un novato ronda los 50 gr. Su aspecto es oscuro, casi negro, tanto en hojas como en flores.
En general, sacaremos las plantas al exterior cuando las temperaturas no bajen de 10º C. Se trata de la variedad con mayor cantidad de THC de este prestigioso banco. Las semillas Big Devil XL Auto es una raza muy fructífera para ser autofloreciente. • Dutch Passion : Con origen en la década de los setenta, Dutch Passion es uno de los bancos de semillas más antiguos de Holanda.
Con un ciclo de vida de 55 días, esta semilla 100% feminizada es una favorita de los cultivadores que buscan una variedad sencilla y con un constante rendimiento de calidad en muy poco tiempo. Las plantas de cannabis automáticas tienen un crecimiento limitado por varios factores siendo el más importante el gen autofloreciente que las hace florecer cuando han adquirido la madurez como vegetal.
Ahora, está claro que las semillas feminizadas son tan buenas como las regulares para hacer plantas madres. Por ejemplo, para cultivos de exterior con clima mediterráneo, en los cuáles va a dar bastante el sol se recomiendan variedades como Silver Haze; la cual por el contrario no obtendrá buen rendimiento en un clima frío y con pocas horas de luz solar.
Las semillas Autofeminizadas crecen desde la etapa de plántulas hasta plantas femeninas maduras en unas 10 semanas, convirtiéndolas en un cultivo rápido y adecuado, alternativo a las variedades tradicionales. Toda semilla, aunque pequeña, dura y seca en apariencia, alberga un delicado embrión de planta, agua y hasta alimento almacenado.
Si las semillas son viejas un buen truco es hidratarlas, se colocan en un vaso de agua a unos 20º con una gota de agua oxigenada (con esto conseguimos ablandar el pericarpio), en unos días empiezan a abrir y a asomar una punta que es la radícula, es el momento para pasarlas a una maceta.